El movimiento “Slow-Fashion” nace como antítesis del “Fast-Fashion”y, aunque cada día gana más seguidores, en televisión todavía no se habla mucho de ello. Ha sido en el programa “Salvados” donde Jordi Évole se ha atrevido a analizar este fenómeno conocido como ‘Fast fashion’ y que consiste en producir ropa barata que dure poco para ser renovada continuamente en las tiendas.

Este sistema hace que más gente pueda comprar más y más a menudo pero  ¿cuál es la cara oculta de este modelo? En el programa de la Sexta,  Jordi Évole viaja a Camboya, uno de los países asiáticos donde las marcas occidentales contratan a proveedores locales para producir parte de sus colecciones a bajo precio, a coste de las duras condiciones de vida y laborales de las trabajadoras del sector textil, con un salario de 140 dólares al mes.

Es la parte oscura de la moda y como consumidores, tenemos cierta responsabilidad sobre ella. Al comprar una camiseta por 5€, ¿nos preguntamos si a ese precio es realmente posible pagar los gastos de producción? …

Si no viste el programa, es un buen momento para  hacerlo y reflexionar (haz click en la imagen para acceder)